Toma de perspectiva, una habilidad que podemos aprender

La toma de perspectiva es la habilidad que te permite entender una situación desde múltiples puntos de vista, así lo define el Ministerio de Educación de Colombia (MEN), esta habilidad te ayuda a tener una mejor comprensión de los estados emocionales tanto tuyos como de los demás. Con el paso del tiempo, también la puedes aplicar para cambiar el rumbo de ciertos pensamientos o emociones que pueden parecer un obstáculo en tu camino.



Esta habilidad va de la mano con la empatía, pues te permite comprender y asumir el punto de vista que tienen los demás más allá de tus propias experiencias o vivencias, así aprendes a conocer un poco mejor a quienes te rodean y entender su conducta o reacción frente a distintas situaciones, también la manera en que piensan o experimentan las distintas emociones.


Para que este proceso sea exitoso debes dejar a un lado tus pensamientos para así considerar los de los demás, te será más fácil determinar si tu actitud debe o no cambiar dependiendo de la información que estás recibiendo y hacer un seguimiento tanto a tu posición como a la de los demás. Tal vez no sea algo fácil de hacer, pero la buena noticia es que es una habilidad que puedes fortalecer y hoy traemos 3 estrategias para que lo puedas hacer:


  1. No reprimas ninguna de tus emociones o sentimientos: habla con quienes te rodean de todas las emociones que existen, entenderás que todas son válidas, así, reconociendo y respetando los sentimientos de los demás se podrás comprender mejor sus perspectivas.

  2. Sé comprensivo/a: al hablar con otras personas puedes repetirles o describirles eso que dicen de la manera en que tú crees que lo están sintiendo o pensando, eso te ayudará a mostrarle a los demás que comprendes su perspectiva.

  3. Respeta las distintas opiniones o expresa acuerdo: la toma de perspectiva no significa necesariamente que estés de acuerdo con los demás, lo que sí significa es que debes respetar la posición que tienen los otros, reconociendo su manera de pensar o sentir.

Aquellas personas que han fortalecido su habilidad de toma de perspectiva son más conscientes y capaces de interpretar las necesidades o motivaciones de los demás, al igual que mostrarse como personas más consideradas y empáticas, alineando sus conductas al espacio o situación en la que se encuentren.


Esta es una habilidad esencial para nuestro desarrollo tanto personal como en las relaciones interpersonales, será muy útil para responder adecuadamente a las actitudes de los demás. Así que la próxima vez trata de imaginarte a ti mismo viviendo la misma situación que la otra persona o utiliza tus vivencias pasadas similares para comprender a los otros.


365 vistas0 comentarios