4 tips para mejorar tu autovaloración, la herramienta que necesitas para alcanzar el bienestar

La autovaloración, según la definición de The Collaborative for Academic, Social, and Emotional Learning (CASEL), es aceptar y apreciar quién soy, para entender qué puedo aportar desde mis fortalezas y talentos. Este es un término asociado a la psicología positiva ya que se enfoca en el reconocimiento de fortalezas para construir el bienestar a partir de la apreciación y puesta en práctica de las mismas, también regula el comportamiento y se convierte en un elemento importante para la proyección futura.



Diferentes componentes hacen parte del fortalecimiento de la autovaloración, aspectos tanto cognitivos como emocionales nos ayudan al desarrollo de habilidades socioemocionales (HSE) como la orientación al logro para avanzar en el camino hacia nuestras metas; esta motivación apunta hacia cuál es el concepto y la valoración que tenemos de nosotros mismos. Por eso hoy traemos 4 tips para ayudarte a mejorar tu habilidad de autovaloración:

  1. Tu voz interior es poderosa: la manera en la que decides hablarte a ti mismx te ayudará a pensar qué necesitas, qué crees que puedes fortalecer, qué sientes que te ayudaría a sentirte mejor. Cuando empiezas a cuidarte desde las palabras, empiezas a descubrir cualidades de ti y empiezas a sentirte mejor, así trabajarás y te enfocarás en tus metas de vida. Utiliza esa voz autocrítica para reconocer tanto tus fortalezas como tus debilidades.

  2. Escríbete notas positivas: háblate desde el amor, escribe notas con mensajes positivos y ponlas en un sitio visible y recurrente para ti, reconoce tus logros, tu esfuerzo y tus cualidades; dale a tus palabras, pensamientos y emociones el valor que merecen. Al hablarte de esta manera será más fácil para ti reconocer tus destrezas, si tienes en cuenta lo que necesitas para sentirte bien o eso que te hace sentir mal, empezarás a sentirte mejor, más escuchadx, más tranquilx y sobretodo verás como el valor que te das a ti mismx se replica en los demás.

  3. Practica la gratitud: siéntete genuinamente agradecidx por la persona que eres y en quién te has convertido, siéntete merecedor(a) de lo que tienes y de las metas que te has fijado. Al tener prácticas constantes de gratitud en tu vida cambiarás tu perspectiva; empiezas a ver más claro lo que ya tienes en tu vida, aquello por lo que te sientes agradecido y le darás un mayor valor a lo que te hace sentir mejor, verás tu futuro más esperanzador y con mayores expectativas.

  4. Date un tiempo para ti: puedes dedicar unos minutos de tu día para compartir contigo mismx, date un espacio para estar en calma y conectar con tus pensamientos y emociones. Este espacio te ayudará a alcanzar un equilibrio interior, te ayudará a sentirte en paz contigo mismx, mejor enfocadx en tu bienestar y sobre todo será un momento de cuidarte, porque no sólo importa cómo nos vemos por fuera sino también cómo nos sentimos por dentro.

Sé consciente de que tu bienestar debe estar en tu lista de prioridades, entiende cuál es el lugar que ocupas en tu propia vida y date el valor que mereces, comienza por pequeñas cosas como estas y así le abrirás paso en tu vida y en tu cerebro a la autovaloración. Si te enfocas en valorarte, nutrirás tus pensamientos de una manera positiva y así mismo se reflejará en los demás.


109 vistas4 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo